ustream
instagram
twitter
facebook
Federación Mexicana de Beisbol
Ligas Pequeñas de Beisbol
Wilson
Hotel Misión
Marca Claro
ESPN
Sede Nacional Zapopan
José Altuve, un pelotero que inspira

José Altuve, un pelotero que inspira

| 13 de Julio de 2018

Actualmente es el jugador activo más bajo en las Grandes Ligas de Béisbol con 1,65 m (5 ft 5 in). En 2017 logró ganar las Series Mundiales con los Astros y fue elegido por primera vez en su carrera como MVP de la Liga Americana. Llegó a tener un hijo a los 19 años de edad del cual no tuvo la obligación de mantener ya que la mamá se encargaba de todo. Su nombre es Alan Urbaez cuyo no usa el apellido de su papá.

Llegar a la cima no es fácil. Hay que tener claro qué es lo que se quiere y estar dispuesto a dejar todo por un sueño. Luchar incansablemente por lograrlo, repetir una y otra vez si es necesario. Nunca darse por vencido. Saber levantarse y mantener el ímpetu si existen adversidades. Sólo basta una oportunidad y eso fue lo que siempre buscó José Altuve. Nunca pidió nada más.

foto

Sin embargo, una de sus limitaciones fue su estatura. Siempre fue el más bajito del terreno de juego, pero eso lo llevó a entrenarse más y a sobresalir por encima del resto. A un hombre no se le mide por los metros que se eleve sobre los pies, sino por la grandeza de su espíritu.

Esa decisión con la que afrontó el juego, lo llevó a ser tenido en cuenta por el cazatalentos de los Astros de Houston Wolfang Ramos. Cuando lo vio, quedó deslumbrado. La única cuestión que tenía era: ¿cómo hacer que la organización se fijara en un hombre tan bajito? No era una tarea fácil. Desde las oficinas en Estados Unidos habían sido claros en el momento de impartir órdenes sobre la firma de jugadores jóvenes: los querían altos y atléticos. Un pelotero de su estatura (1,68 centímetros) estaba condenado a ser descartado.

foto

En 2011 lo llamaron a Grandes Ligas. Debutó el 20 de julio contra los Nacionales de Washington. Tenía 21 años. Jugó segunda base y desde entonces se adueñó de ese puesto. En siete años en Ligas Mayores ha conectado 1.250 imparables y ha disputado cinco Juegos de Estrellas. Se convirtió en la cara de una franquicia que este viernes espera lograr su segundo triunfo en una Serie Mundial y ponerse arriba 2-1 en la serie frente a los Dodgers. Por su humildad y dedicación se ganó el corazón de Houston y gran parte de los aficionados de las Grandes Ligas.